miércoles, 1 de diciembre de 2010

lunes, 26 de julio de 2010

IDEA

CARTA DE PRESENTACION

“El hombre al nacer y al morir no habla, ve.”

Jean Luc Godard

Ellos están con la máquina de mirar

justo en el paraíso para filmar.

Cinema Verite, Charly Garcia

Desde que empezamos con la idea de este proyecto nos estimulo el hecho de crear una representación audiovisual, lo suficientemente fuerte, que el espectador no necesite de palabras para ser conmovido.

Puede que esto sea uno de los legados que nuestra carrera cultivo en nosotros. La creencia de un lenguaje audiovisual, gobernado por imágenes y sonidos, con sus propias reglas gramaticales y la autosuficiencia digna de cualquier otro lenguaje.

Todo espectador es dueño de la posibilidad de ser movilizado y conmovido por una obra. Sin embargo creemos que, la provocación de esas sensaciones, esta directamente relacionada al esfuerzo de los realizadores, en este caso nosotros, y la pasión con que se encare el proyecto.

IDEA CENTRAL

Este proyecto llamado “Nace” consiste en 3 episodios, de diez minutos de duración cada uno, que juntos forman un mediometraje de 30 minutos. La temática gira en torno a la idea de nacimiento. Nacimiento como origen, punto de partida, inicio de un movimiento.

El proyecto propone la representación de algunas curiosidades, con respecto al nacimiento, que extrajimos de la mitología griega. Más allá de lo lejano que puede parecer, encontramos rasgos contemporáneos en estos relatos, dignos de ser reformulados. Partiendo de la base que estas narraciones fueron creadas en el seno de una cultura oral, el proyecto busca ser una pieza puramente audiovisual, con una fuerte impronta pictórica

Nace busca materializar audiovisualmente fantasías inspiradas en estas narraciones fundacionales. Busca también, distorsionar la idea concebida actualmente de nacimiento, desenfocar al espectador a partir del énfasis puesto en las imágenes y en el sonido que se creará. Es de ahí donde el proyecto tiene un alto grado de exigencia técnica.

La estructura clásica de narración en cine propone un planteo, un desarrollo, un clímax y un desenlace. Aquí se ilustrará el movimiento del cual se hablo al principio, desde el guión extendiendo el clímax y concluyendo en ese punto los episodios.

Encontramos referencias en Cesar Brie y su puesta en escena de la Ilíada. En Peter Greenaway por la fuerte impronta pictórica en todos sus films. A Mathew Barney en el estilo de narración. En cuanto a referencias fotográficas el estilo escenográfico y barroco de Eugenio Recuenco y de Maleon. (Ver dvd de referencias)

Más allá de estas referencias, existe un punto de contacto en el realismo mágico. En todos los episodios se transita un sendero que va de lo cotidiano, a lo fantástico.

La idea es realizar el proyecto dentro del marco propuesto por la cátedra de diseño audiovisual Campos / Trillnik, en la cual cursamos el último año de la carrera de Diseño de Imagen y Sonido en la Universidad de Buenos Aires. El fin es terminar el proyecto para el 20 de Noviembre. (Detalle del cronograma de actividades más adelante).

Desde la realización, la obra será una producción audiovisual corriente. Compuesta por las tres grandes etapas: preproducción, rodaje y postproducción.

Contaremos con la ayuda de un equipo técnico, que se mantendrá a lo largo del proyecto.

El proyecto será grabado en digital y se valdrá de técnicas de animación, y del uso de efectos especiales en pos de conseguir la “magia” buscada.

Resumiendo, la motivación de la pieza será sumergir al espectador en un clima perturbador y fantástico al mismo tiempo, y creemos que ahí reside la atracción de la obra.


lunes, 19 de julio de 2010

Caratula y EPISODIOS definitivos


EPISODIOS

EPISODIO 1: Nace Atenas

Escena 1: Interior; Día; Hospital

Un hombre en la sala de espera de un hospital. La habitación está vacía y silenciosa, excepto por los pasos del hombre, que da vueltas sin parar.

Transpira, mira el reloj una y otra vez. Junta monedas para la máquina de cafés que hay en la habitación y toma un café doble.

Al mismo tiempo en la habitación contigua un grupo de doctores comienzan el proceso de higienización. Se cubren el calzado, se ponen el ambo y la cofia. Se desinfectan cuidadosamente las manos, se ponen los barbijos, guantes y anteojos.

En una pecera está sumergida la paciente, junto a una enfermera que le sostiene la mano, fuera del agua mientras cuenta la frecuencia de las contracciones. La mujer, está tranquila, a pesar de las contracciones. Esta desnuda, parte de su cuerpo está recubierto de escamas.

Volvemos a la sala de espera. El hombre transpira cada vez más. Mira al reloj mecánicamente. Se sienta y esconde la cabeza entre las manos. Intenta levantarse, pero esta mareado y tiene que volver de inmediato a los asientos.

En la sala de parto los médicos se forman alrededor de la paciente. Dos de ellos despliegan un vestido transparente, lleno de agua. El resto de los médicos ayudan a la paciente a salir de la pecera y moverse. Dos la alzan de las axilas y otros dos la rocían constantemente con unos rociadores. Le ponen el vestido sin dejar en ningún momento de rociarla. Después de ajustarlo, la enfermera ayuda a peinarla, y la maquilla rápidamente. Una vez terminados los preparativos, el sequito se dirige hacia la puerta de salida, que conduce a la sala de espera. Al atravesar la puerta descubrimos al hombre en el centro de la habitación, apretando con fuerza su cien.

El sequito lo observa, mientras experimenta convulsiones. De pronto comienza a emerger una masa algodonada de la cabeza, que va llenando el espacio que hay entre él y el techo. De la masa sale expulsada una mujer que aterriza entre el hombre y el sequito.

La mujer, esta vestida de gala, con un vestido y tacos, estilo pin up. Se mira las manos, se toca la cara, mira a su alrededor, mientras todo el resto de los personajes la miran a ella.

EPISODIO 2: Nacen los autómatas

Escena 1: Interior, Noche, Dormitorio Hefesto

Es de madrugada Hefesto (14) esta acostado en su cama con los ojos abiertos, mirando fijo al techo. Por la ventana entra un rayo tenue de luz azulada que ilumina partes de la habitación. Se saca el acolchado que lo cubre y se incorpora. Se viste con jogging remera, zapatillas. Toma el reloj despertador de la mesa de luz, mira la hora. Del cajón saca un destornillador y desarma el reloj, guardándose las pilas y los engranajes en un bolsillo. La cámara lo sigue cuando abandona la habitación.

Escena 2: Interior, Noche, Taller

Hefesto entra en una habitación totalmente a oscuras. Presiona el interruptor y se prenden a destiempo los tubos de luz fluorescente. Avanza hasta a la mesa de trabajo y enciende una luz puntual y cálida que ilumina a un bulto cubierto por una tela, que hay en la mesa. De un tirón arranca la tela, descubriendo a una mujer sentada. Su postura demuestra calma, sus parpados cerrados. La luz le da de contraluz. La recorre con la vista y se distinguen que la textura de la piel de la mujer es, por partes, metálica. Después de observarla por un rato, saca del bolsillo los engranajes y se dispone a trabajar. Se concentra en su cuello, manipulando algo que no se logra

ver. Toma suavemente sus muñecas las gira e introduce unas pila del lado de adentro de cada muñeca. Introduce otras dos pilas en las plantas de los pies y por ultimo otra en la nuca.

Se aparta de la mujer, que sigue con los parpados cerrados y mira como lentamente estos se van abriendo. La mujer está mirando fijamente hacia delante.

Hefesto gira su cara con suavidad apuntando los ojos de ella hacia él. Repita ida y vuelta el movimiento. Aparta las manos de su rostro, sin embargo ella sigue reproduciendo el mismo movimiento.

De la misma manera la ayuda a incorporarse. Al ver que ella es capaz de mantenerse parada, acompaña a sus piernas para que den un paso. Ella se desequilibra y cae.

El esta transpirado, parece cansado. La agarra, la envuelve con sus brazos la levanta y se la lleva. Ella gira el cuello, en dirección a él, repitiendo el gesto que él le enseño.

Escena 3: Interior, día, Dormitorio

Entra Hefesto cargando en sus brazos a la mujer. La apoya de un lado de la cama, corre las sabanas, y la acuesta de costado. Se desviste y entra por el otro lado de la cama. La abraza y estirándose le da un beso en la comisura de los labios.

Episodio 3

Escena 1: Interior; Noche; Bar

Una mujer ocupando una mesa en el centro de un bar en penumbras. Viste un traje, aunque esta desalineada. Se refriega constantemente los ojos, y masajea el cuello, dando signos de cansancio. En principio hay una luz tenue y puntual sobre la mesa en la que ella esta. Sin embargo de a poco vamos descubriendo que hay más personas en el bar, hundidas en la oscuridad.

Hay un murmullo general de fondo. Mientras tanto la protagonista termina su cerveza y se dispone a agarrar sus cosas para ir. Se levanta y dirige hacia la puerta. El barman, que hasta el momento se mantuvo ajeno a la situación, se trepa a la barra y grita. En ese momento, todos la gente del bar se levantan al unísono, en un único movimiento y la rodean, formando un círculo.

La protagonista sigue su movimiento en dirección a la puerta, las filas de hombres se estrecha mas, imposibilitando el paso. Ante esta situación, cambia el rumbo y se dirige al baño. Nuevamente las filas le cierran el paso. Cada uno de los hombres toma una mesa, a modo de escudo, haciendo concreta la muralla que tiene a la protagonista encerrada.

Al darse cuenta de su situación. Su cuerpo empieza a mutar. De su cabeza surgen dos cuernos transparentes, en forma de conos, doblados en espiral.

Al terminar la transformación se dirige lentamente hacia una de las mesas y retrocede nuevamente hacia el centro, después se dirige hacia otras mesas y vuelve hacia el centro.

Toma carrera y embiste con fuerza contra la primera mesa, generando un primer sonido.

El hombre en esa mesa absorbe el golpe, volviendo la mesa a su posición inicial dentro de la muralla.

El barman de pie en la barra da órdenes acomodando al círculo, mientras baila como poseso. Mientras tanto la mujer se prepara para otro ataque. Toma carrera nuevamente y embiste contra otra mesa, generando un segundo sonido.

La protagonista continúa embistiendo contra cada una de las mesas, provocando distintos tonos. De a poco la muralla empieza a desarmarse, producto de los golpes sucesivos. El barman abandona las órdenes y se refugia detrás de la barra.

Los hombres mantienen su posición todo lo posible, y la batalla continua llenando el bar de un ruido incesante.

martes, 13 de julio de 2010